Su Publicidad Aquí

lunes, 26 de agosto de 2013

Así fue British Beer Festival

Pocos pero con ganas

Asistentes al evento, muy simpáticos y animados
Como bien reza en el encabezado de esta misma entrada fuimos pocos, pero con ganas. La cuestión fue simple, por motivos totalmente ajenos a la organización fallaron algunas de las marcas cerveceras pudiendo ofrecerse únicamente la Smithwick's (Muy suavita por cierto), la Guinness y las Tropicales (Limón y Rubia).  Llegamos puntuales esperando que de un momento a otro la pequeña plaza donde se desarrolló el evento se abarrotase, no ocurrió. La misma gente que debía traer las marcas de cervezas ausentes tenían las mesas y los asientos... Sin mesas, sin asientos y sin los toldos, utilizados ya en otros eventos, poco se puede hacer porque ¿Quién quiere estar de pie bajo el sol durante horas?


Con ese gran lastre poco se pudo hacer y, sin embargo, mucho se hizo. La organización armada con una sonrisa y una gran cantidad de mentalidad positiva supo capear el temporal. La comida fantástica y los muchachos encargados de alimentarnos de diez. Los cerveceadores, pese a unos pequeños problemillas técnicos con los grifos, estupendos también. Siempre muy animados y con ganas de servirnos una buena cerveza fría para combatir la solajera (solajera, que palabra tan bonita...). 



La música fue fantástica, muy variada y acorde con la temática de la fiesta. Queremos aprovechar para agradecer a Ladina ese bonito gesto que tuvo para con nosotros y nuestro amigo Billie cantándole el cumpleaños feliz, gracias. Los chicos que interpretaron las míticas canciones de los Beatles estuvieron del quince... Sol, cerveza y los Beatles ¿Cómo puede no ser bueno?


En unas pocas palabras, mucha ilusión y poco apoyo. Esperemos que en venideras ediciones los distribuidores de las marcas sean un poco consecuentes con su palabra y no dejen que, de esta forma tan rastrera, la organización se quede (Perdonen la expresión) con el culo al aire. 




Por otra parte y para concluir, felicitar a los organizadores por saber encajar el duro golpe propinado con filosofía. A los asistentes que supieron pasar un buen rato con lo que había, demostrando con ello que si hay ganas (y cerveza...) incluso la adversidad se torna momentos de buen rollo y camaradería.

Felicidades y a pensar en la siguiente fiesta. ¡Salud!

1 comentario: