Su Publicidad Aquí

jueves, 8 de agosto de 2013

La cerveza en el pincel.



Cuánto dinero gastado en ceras plastidecor, en lápices de colores, en rotuladores, en fin, en todos aquellos utensilios que se incluían en la extremadamente larga lista de materiales de la clase de plástica para poder realizar las actividades que se nos marcaban. O incluso, a pesar de saber eso de que “con la comida no se juega” hacer cuadros con arroz y lentejas.  Todo eso queda atrás al saber que Karen Eland ha ido más allá en  la pintura de sus cuadros, a base de experimentar con diferentes materiales, incluido el café, ha descubierto un nuevo material con el que plasmar su ideario artístico.






 Y no es otra cosa más que nuestra adorada cerveza, sí señores, como lo leen, esta señora pinta cuadros con cerveza, casi nada. Ya a principios del siglo XX se empezó a experimentar con los alimentos en el mundo pictórico pero nadie se había atrevido a ir más allá como ha hecho Karen. Debido al carácter eminentemente líquido de la cerveza, realiza sus cuadros en papel de acuarelas y no en lienzo.
 Su técnica consiste en utilizar la cerveza del tipo ale o porter, es decir, cervezas oscuras para realizar gran parte del trabajo; y otro tipo de cervezas más ligeras para dar los acabados más luminosos. Simplemente, mojando el pincel en la cerveza y pintando con él ha conseguido resultados espectaculares. Y es que ya se sabe, si se tiene talento y ganas todo es posible.





Karen Eland  confiesa sentirse inspirada por imágenes históricas a las que añade un toque cervecero que tan bien sienta a sus creaciones. Se tratan de imágenes envueltas en el mundo cervecero, imágenes vintage, fotografías de inicios del siglo pasado, incluso juega también con iconos artísticos como El Pensador de Rodin, dotándolo también de ese matiz cervecero. A primera vista, nos asombra el gran nivel detallista de las obras, claramente sorprendente que no nos haría ni imaginar que la cerveza tiene también su faceta artística.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario