Su Publicidad Aquí

martes, 18 de febrero de 2014

Rodenbach

Rodenbach





Tipo:  Ale (Roja). 
Precio: (2.80€) (Precio Cerveza Gourmet)
Sabor: 7,3. 
Textura: 7,2. 
Graduación: 5,2% Vol. 
Procedencia: Bélgica. 
Ingredientes: Aguamalta de cebada, maíz, azúcar y lúpulo.
Valoración final: 7.4
      
Color ambar rojizo con reflejos rubís. Espuma cremosa, leves tonalidades beige, moderadamente adherente y abundante. Olor dulce algo complejo, notas afrutadas, manzana, cerezas y quizás algo de vainilla, también apreciamos un ligero aroma añejo. Cuerpo medio. Sabor dulce, algo fuerte en un principio, levemente ácida y un final afrutado y seco. Matices muy leves a vainilla, cerezas y frambuesa. Altamente recomendada. 

                Página Oficial.





Hoy termina la espera, llevábamos un largo periodo de tiempo para probar esta Ale Roja. Ocupó una de las plazas "Champion" de nuestra lista cuando leímos un artículo en el que el ya fallecido Michael Jackson (El mítico cazador de cervezas) la catalogaba como "La cerveza más refrescante del mundo". Con este panorama y viéndola en las estanterías de Cerveza Gourmet ¿Cómo resistir la tentación? También sería interesante añadir que para su elaboración se utiliza un 75% de cerveza joven y un 25% de cerveza añeja madurada en barricas de roble durante un periodo de dos años. Esto es interesante comentarlo porque explica el porqué de su sabor.

Esta birra comenzó siendo una cerveza regional con todo lo que ello implica. En el pueblo de Roeselare, provincia de West Vlaanderen, se elabora esta popular cerveza. Si están interesados en conocer su historia simplemente hagan clic aquí, como siempre decimos, hay que respetar el trabajo ajeno, sobre todo si está tan bien hecho.

En cuanto a la cerveza, al verterla en la copa observamos su color ambar rojizo, tiene unos reflejos muy peculiares del mismo color, es casi hipnótico mirar sus reflejos a contraluz. En cuanto a su espuma, es de un color moderadamente beige, bastante cremosa, de duración media y algo abundante. Se adhiere a las paredes de la copa creando peculiares marquitas.

En nariz olfateamos un olor afrutado, manzanas, cerezas, quizás ligeras notas a fresas. Algo que nos llama mucho la atención son esas notas añejas, una mezcla de madera y vainilla que resultan bastante agradables. También parece florecer un pequeño matiz de caramelo, en cualquier caso nos parece un aroma algo complejo mas agradable. 

El sabor de esta Rodebach Clásica es bastante bueno, su cuerpo es medio. Para los amantes de las cervezas dulzonas esta será una opción muy apetecible, sobre todo porque aporta algo diferente, bastante diferente. La cerveza tiene un comienzo fuerte, dulce y ácido. Se nota afrutada (Zumos o jugos de Frutas del bosque) en boca, la leve acidez se mezcla con ligeras notas a manzana, y aun más levemente, a fresa. Es de final medio, casi largo. Su final seco se ve acentuado por esos matices añejos en los que se aprecian fugaces pinceladas a vainilla. En breves palabras, sí, es una cerveza muy refrescante. El gran Michael tenía razón en cuanto a lo de refrescante, aunque la más del mundo... Depende de quién la tome. Lo que está claro es que su sabor cerveza de frutas del bosque no dejará indiferente a nadie.




Altamente recomendada, si deciden probarla no duden compartir su opinión con nosotros. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario